lunes, 29 de julio de 2013



AZUCAR EN EL TÉ.
La costumbre de añadir azúcar al té es totalmente occidental. El azúcar era otro de los grandes productos coloniales y, en la introducción del té en Europa por holandeses y británicos, comenzó a beberse endulzado con leche o azúcar para evitar el amargor producido por una infusión excesiva de sus hojas (es el tanino lo que produce el sabor amargo y áspero de té, cuando se excede su tiempo de reposo).
En origen, en China nunca se endulzó el té; el azúcar nunca estuvo en la tradición china. Tampoco en Japón. En ambos países, endulzar el té era considerado una excentricidad europea.
Pero es entre los consumidores del mundo islámico donde se llega al límite endulzando el té. En el norte de Africa se bebe un té extremadamente dulce, acorde a sus gustos de paladar y para evitar la astrigencia producida al cocer las hojas de té (el “té moruno”). En Turquía, Irán y Asía Central, más moderados, la costumbre es endulzar la boca con un cristal de azúcar candi mientras se bebe en té.
El azúcar, que duda cabe, afecta al sabor del té. Pero también es una costumbre cultural, como tantas otras que rodean al té: la bebida siempre se ha adaptado a las culturas que la han hecho suya.

www.namaste-guadalajara.com

lunes, 22 de julio de 2013


TETSUBIN, la tetera japonesa.

La tetera de hierro fundido (tetsubin 鉄瓶 en japonés) aparece en Japón alrededor del siglo XVII, como accesorio de prestigio y status en la preparación del té en hoja, alternativa a las tradicionales teteras de cerámica o cobre.
A partir del siglo XIX se populariza su uso, con un esmaltado interior que evita el contacto de la infusión con el hierro, protegiendo el sabor del té.
El esmaltado vitrificado interior es muy importante y lo que distingue la auténtica tetsubin japonesa de las imitaciones baratas que fácilmente se ofrecen: sin la protección interior, las paredes de la tetera se oxidan y el hierro pasa a la infusión.
Los diseños del exterior de la tetsubin son variados: puntitos (arare, el diseño más tradicional), crisantemos, hojas de arce, olas, etc. Y también los colores, desde el negro tradicional al rojo vivo, el verde dorado o el azul. Cada uno de estos diseños transmite un significado: poder, tranquilidad, energía, esperanza o sabiduría, por ejemplo.
Es la mejor tetera, especialmente para los tés delicados, aunque puede ser usada para todo tipo de infusiones.
Para limpiar, no se usa jabón, solo se enjuaga con agua, secándose con un paño y evitando siempre el contacto con aceite o sal. (El exterior es poroso)
Las teteras tetsubin tienen precios altos, pero a poco que se cuiden (y sus propietarios las aman: son objetos llenos de belleza!!) son eternas, ofreciéndonos siempre una taza de buen té.

En Namasté las podrás encontrar en todos sus colores y tamaños http://www.namaste-guadalajara.com/21-teteras

lunes, 1 de julio de 2013

¿A quién le apetece un café con tortitas?
Ahora en Namasté te lo ponemos fácil, con nuestros deliciosos cafés naturales y aromatizados con naranja y chocolate, con chocolate, con vainilla http://www.namaste-guadalajara.com/19-cafe y también en capsulas compatibles con cafeteras nespresso http://www.namaste-guadalajara.com/54-cafe-en-capsulas-compatible-nespresso-fortaleza
RECETA PARA 16 TORTITAS
  • 200 gr. de Harina común
  • 3 Cucharadas de azúcar
  • 4 huevos
  • 250 ml. de leche
  • 30 gr. de mantequilla o margarina
  • Una pizca de sal
  • Margarina para engrasar la sartén
PREPARACIÓN

  1. Ponemos a calentar una sartén grande y antiadherente a fuego medio.
  2. Separamos las yemas y las claras de los huevos.
  3. En un bol grande tamizamos la harina, la sal y el azúcar. Hacemos un hueco en el centro y echamos las yemas, la mantequilla o margarina derretida junto con la leche.
  4. Mezclamos con unas varillas, poco a poco, hasta conseguir una masa lisa y densa.
  5. Batimos las claras a punto de nieve y se lo incorporamos a la preparación anterior.
  6. Cuando la sartén este caliente, pero no en exceso, la engrasamos con un pincel y un poco de margarina.
  7. Con una cuchara echamos la masa para hacer las tortitas. Dejamos de 1 a 2 minutos hasta que la masa esté dorada, volteamos con una espátula y dejamos que se dore otro minuto.
  8. Repetimos la operación cuantas veces sea necesaria.
  9. El tamaño de las tortitas es a tú elección.
  10. Servimos las tortitas con chocolate líquido, nata montada o mermelada. Deliciosas!!!