viernes, 14 de septiembre de 2012

Tarta de Té de violetas

Tarta de Té de violetas

INGREDIENTES
Para la base de la tarta:
1 paquete de galletas tipo María
100 gr. de margarina
Para la mousse:
1/2 tarrina de queso mascarpone
1/2 tarrina de queso tipo philadelphia
1/2 litro de nata de montar
75 ml. de leche
10 gr. Te violeta frambuesa: http://www.namaste-guadalajara.com/te-verde/50-violeta-1frambuesa-.html
100 gr. azúcar
6 hojas de gelatina (o si la tenéis de sobre, 1 sobrecito)
Para la cobertura:
50 gr. azúcar
50 gr. de caramelos de violetas, para decorar
150 ml. de agua
10 gr. Te violeta frambuesa: http://www.namaste-guadalajara.com/te-verde/50-violeta-frambuesa-.html
1cucharada grande de colorante en gel morado
2 hojas de gelatina
PREPARACIÓN

Preparación de la base:
Fundimos la mantequilla en el microondas y trituramos las galletas.
Mezclamos ambas.
Cogemos un molde desmoldable y cubrimos la base con esta mezcla, apretando bien para que se nos quede una base homogénea.
Mientras preparamos la mousse, metemos el molde en la nevera para que esta base se vaya quedando compacta.

la mousse:
Montar la nata. IMPORTANTE: La nata tiene que estar bien fría.
En un cuenco aparte, mezclamos los dos tipos de queso, el azúcar y batimos con la batidora
Metemos la gelatina a remojo en agua fría.

Calentamos la leche, y le añadimos el té, pasado 2 o 3 minutos, colamos la leche, añadimos la gelatina escurrida y el queso mezclándolo bien todo.
Añadimos a la nata montada y mezclamos bien, para que quede bien distribuida la gelatina.
Cogemos el molde de la nevera y le echamos esta mezcla.
Otra vez a la nevera, durante por lo menos dos o tres horas, para que cuaje.
Pasado este tiempo, que ya veamos la mousse más o menos cuajada,
Preparamos la cobertura:
Para ello, poner la gelatina a remojo en un poco de agua fría, y por otro lado, calentar los 150 ml. de agua en un cazo, y le añadimos el té, pasado 2 o 3 minuto, colamos el agua, y le añadimos el azúcar y removemos para que se disuelva.
Añadir la gelatina escurrida y el colorante, mezclar bien, para que se disuelva.
Dejamos enfriar un poquitito este líquido, si lo echemos caliente a la mousse, se nos desharía.
Cuando ya veamos que ha templado bastante, sacamos el molde de la nevera y le añadimos esta mezcla con cuidado.
Volvemos a meter en la nevera.
Una vez añadida la cobertura, hay que dejarla por lo menos otras 3 o 4 horas, aunque lo ideal es hacerlo de un día para otro, para que cuaje bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario